Revisión 1 – Referencia PTCEDH_12_03 (Este manuscrito no ha sido aceptado para su publicación)

El trabajo de evaluación cuantitativa del Programa Específico de Formación Antisexista en las Relaciones de Pareja y Familiares “De par…en par” resulta claro en sus objetivos y propone acertadamente como diana el sexismo ambivalente, sexismo claramente presente hoy en día frente a los sexismos clásicos en declive.

El marco teórico analiza correctamente los conceptos (podría explicarse mejor para público no especialista los componentes del sexismo benevolente y hostil) y utiliza fuentes con autoridad en el campo. Faltan referencias actuales sobre algunas cuestiones, por ejemplo, el estudio de las diferencias de género sobre las que solo encontramos una cita de un estudio clásico de 1974.

A partir de aquí vemos limitaciones importantes en el trabajo de investigación.

1. Sería deseable mayor información sobre el trabajo llevado a cabo con los participantes. Se utiliza el término “costructivista” y sería necesario conocer su concreción práctica.

2. Participantes: El número desequilibrado de varones (8%) y mujeres hace que la presencia de los primeros pudiera obviarse. Necesitamos saber la media de las edades de mujeres y varones así como el N y la media de edad de los subgrupos formados con las mujeres. La selección debería ser aleatoria en la mayor medida posible.

3. Instrumentos. Existen un ASI y un AMI que miden sexismo hacia mujeres y hombres. No sabemos las razones de no utilizar ambos. Creemos además necesario conocer otras variables sociodemográficas de la muestra por razones metodológicas y teóricas. Estamos hablando de prejuicios, de sexo/ género y adoptamos sin problemas una división entre mujeres y varones -como grupos homogéneos- que conduce a posiciones esencialistas, sin desearlo. Hay una referencia en el procedimiento a instrumentos cualitativos que no se describe en los materiales.
4. Diseño: Un problema fundamental del trabajo es la ausencia de un grupo control. Sin este grupo no podemos afirmar nada relevante sobre el efecto de la intervención.

5. Resultados: La presentación de los resultados no facilita su lectura. Hay que pensar en una tabla más sintética.

6. Faltan datos: sigmas, significaciones (y luego su nivel de probabilidad), N de los grupos y de los subgrupos…Por otro lado, las medianas y % de diferencias no son los usuales. Necesitan repensarse los formatos de presentación de datos.
No hay adecuación entre subescalas citadas en procedimiento y presentación de los resultados. No hay significaciones en Sexismo global ni ASI ni DSA ni en presentación por sexos ni en subgrupos edades mujeres (solo una tabla sin demás datos).

7. Resultados y conclusiones: Unos y otras son pobres. Además, sin grupo control no puede afirmarse que los efectos se deban al programa de intervención. En otro apartado, las inferencias sobre las razones de las diferentes puntuaciones de los subgrupos de mujeres no están sustentadas correctamente; primero, porque no sabemos su significación y relevancia; segundo, porque no se apoyan en otros datos contrastados.

En resumen, dado los problemas fundamentales en el diseño de la investigación que son difíciles de subsanar en se desaconseja la publicación de este manuscrito

Un pensamiento en “Revisión 1 – Referencia PTCEDH_12_03 (Este manuscrito no ha sido aceptado para su publicación)

  1. Ciertamente muchas de las aseveraciones de vuestro análisis son correctas a nivel teórico pero no siempre susceptibles de aplicación. Manejar grupos de control, muestra suficiente y diversa con mayor información de otras variables sociodemográficas,… como expresáis en el estudio”-, etc. requiere una infraestructura que no siempre está disponible. En cuanto a la validez y significación de los resultados mi discrepancia. El diseño, aplicación y análisis de resultados es riguroso y ajustado a las exigencis científicas de este tipo de investigación. La pobreza que manifestáis seguramente se deba a que no adjunté todas las tablas y análisis de datos de la misma. Quisiera apuntar que las intervenciones educativas, en principio, no requieren grupos de control para considerar que las mejoras formativas se deban a dichas acciones. La validez formativa del alumnado para resolver problemas de álgebra, por ejemplo, no requiere necesariamente de un grupo control. Los cambios ambientales intervienen tanto en los grupos objeto de la formación como en sus semejantes pero sus efectos son distintos de unas personas a otras, de manera individual,, tanto para quienes están participando en procesos formativos como en quienes no lo están. Muchas gracias por tan valiosas aportaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s