Revisión de la referencia PTCEDH_12_05

Título: “Repercusiones del aumento de la ratio en las aulas del primer ciclo de Educación Infantil: la mirada del personal educativo”.

Resumen: El objetivo de este estudio es comprender algunas de las repercusiones que, a juicio del personal educativo perteneciente a Escuelas Infantiles y Casas de niños de la Comunidad de Madrid, ha tenido el incremento de la ratio y del tamaño de los grupos tras la entrada en vigor del Decreto 18/2008. En particular, se explora el efecto sobre distintos aspectos educativos y del comportamiento de los niños y las niñas. Participaron 267 profesionales pertenecientes al menos a 53 Escuelas Infantiles y Casas de Niños de la Comunidad de Madrid, respondiendo de forma voluntaria a un cuestionario que contenía siete preguntas abiertas –seis sobre el proceso educativo y una relativa al comportamiento infantil- . Los análisis cuantitativos y cualitativos revelan que el aumento de la ratio repercute en todos los ámbitos explorados; principalmente en el tipo de actividades realizadas (eliminándose algunas de alto valor educativo), en la rutinas de higiene y alimentación (que pierden su valor intrínseco y no promueven la autonomía), en la distribución de espacios y tiempos, en la organización de los apoyos y en la relación con la familias –circunscrita básicamente a la transmisión de información-. Esta percepción es compartida por el personal de dirección, las educadoras de  aula y de apoyo –con independencia de la gestión del centro. En el caso de los factores que afectan al proceso educativo, es el personal de EI frente al de Casas de niños el que percibe cambios en más áreas. En contaste, todos los colectivos informan de cambios en el comportamiento infantil -se perciben más conflictos y más nerviosismo-. Estos resultados son coherentes con los obtenidos en un nutrido conjunto de investigaciones que revelan la incidencia de la ratio y del tamaño de los grupos sobre la calidad del proceso educativo y son discutidas las implicaciones que tienen para el desarrollo de los menores.

Palabras clave: Escuelas Infantiles, Educación Infantil, Calidad de la educación, Proceso Educativo, Desarrollo temprano

Descargar PDF del artículo en revisión

2 pensamientos en “Revisión de la referencia PTCEDH_12_05

  1. REVISIÓN 1
    Referencia PTCEDH_12_05 “Repercusiones del aumento de la ratio en las aulas del primer ciclo de Educación Infantil: la mirada del personal educativo”.

    Evaluación general
    El artículo indaga acerca de las consecuencias que desde el punto de vista educativo se derivan del aumento de la ratio en las aulas de Educación Infantil en el tramo de 0 a 3 años. El contexto es la Comunidad de Madrid y el citado aumento responde a un cambio en la normativa (Decreto 18/2008). En general podemos decir que el trabajo presenta un tema relevante y oportuno que se ajusta a los objetivos de la revista. Está bien planteado desde el punto de vista teórico y metodológico aunque necesitaría modificaciones significativas antes de proponer su publicación.

    Adecuación a los requerimientos de la revista
    El resumen en castellano excede en más de cien palabras el número que figura en las normas de envío de manuscritos por lo que conviene revisar este punto. Por otro lado la primera línea de los párrafos debe mantenerse alineada con el resto del texto.

    Resumen e Introducción
    Es importante en este apartado aportar los datos que sitúen sin equívocos al lector, así, se dice que los participantes son “267 profesionales que pertenecen al menos a 53 Escuelas Infantiles y Casas de Niños” puesto que se alude posteriormente a algunas diferencias en las respuestas según el tipo de centro convendría precisar el número de escuelas infantiles participantes así como el número de casas de niños.
    Se hace referencia al cuestionario que se ha utilizado como instrumento de recogida de información y se dice en el resumen que dicho cuestionario constaba de un total de siete preguntas abiertas mientras que en el apartado de Materiales se dice que son diez las preguntas como así se constata en el mismo cuestionario que se adjunta en el anexo correspondiente. Dado que en el estudio sólo se analizan siete que son las vinculadas al proceso educativo y al comportamiento infantil conviene concretarlo en el resumen para evitar crear confusión.
    Se han detectado incongruencias en el uso de la sigla E.I. En primer lugar no se especifica en lugar alguno que dicha sigla hará referencia en adelante a determinada nomenclatura. Así, vemos que en el resumen en castellano aparece E.I. claramente aludiendo a Escuelas Infantiles mientras que en la página 5 la misma sigla identifica sin duda a Educación Infantil.
    En la primera línea del resumen, se dice que el objetivo del trabajo es “comprender” las repercusiones del aumento de la ratio cuando en realidad se trata de establecer, profundizar, constatar dichas repercusiones… Aunque se pudiera utilizar como intención de “aprehender” creemos más riguroso utilizar un término más ajustado.
    Es igualmente necesario corregir una errata en el penúltimo punto y seguido del resumen donde se dice “En contaste” por “En contraste”
    Por último, encontramos a faltar en la palabras clave la referencia a “ratio de alumnos”, “ratio en las aulas”….
    Por lo que se refiere al apartado de la Introducción, en la primera línea se observa una incorrección en la referencia a la frase de Delors que siguiendo las normas APA debería contener el número de la página al lado del año de publicación tras una coma y posteriormente, la frase entrecomillada.

    Método
    En relación a los participantes y dado que los profesionales desarrollan su trabajo en dos tipos de centros con algunas diferencias en los resultados convendría caracterizar la muestra y ofrecer datos generales acerca del proyecto que representan las Casas de Niños y también las Escuelas Infantiles. Además de rigurosidad esta información permitiría a los lectores foráneos realizar una mejor interpretación de los resultados, una aproximación más ajustada a la realidad educativa de la Comunidad Autónoma de Madrid y al tema que ocupa el artículo.
    Aunque su lectura es clara sería conveniente arropar con texto la tabla de participantes (Tabla 3) con el fin de resaltar aquellos datos más significativos.

    Resultados
    En general se muestran de manera ordenada y clara aunque convendría mejorar algunos aspectos y corregir otros. En primer lugar la primera tabla que figura en este apartado se nombra y se alude a ella en el texto como número 3 cuando en realidad es Tabla 4 ya que la 3 corresponde a una anterior. Por otro lado ya dentro de la tabla se nombra a los centros como Escuelas y Casitas respectivamente cuando en el texto se ha referido a ellos como Escuelas Infantiles y Casas de Niños. Se presupone un problema de espacio pero debe mantenerse la misma terminología.

    Discusión y conclusiones
    En el primer párrafo de este apartado se hace memoria de los objetivos del trabajo, se vuelve a emplear “comprender” como última intención del estudio (ver comentario cuatro en Resumen e Introducción) y se nombra otro objetivo no explicitado anteriormente. Así, se dice que se pretende “… analizar en qué medida los cambios percibidos eran compartidos por los colectivos encuestados con independencia del tipo de centro en el que trabajan, tipo de gestión del centro o tipo de profesional” Si este objetivo vertebraba el estudio no se entiende que:
    – No figure ni en el resumen ni posteriormente en la introducción.
    – Se hayan aportado datos en relación al número y porcentaje de las respuestas dadas por los distintos profesionales y los dos tipos de centro.
    – Se aluda en los resultados y en la discusión a las diferencias encontradas entre ellos.
    Por lo tanto, o se suprime este objetivo en este apartado o bien se incluye al principio y se modifican los resultados sumando porcentajes y eliminando los datos parciales así como todo lo referido al contraste entre ellos. Desde la revisión se sugiere eliminarlo.

    Referencias bibliográficas / Fuentes electrónicas
    Es necesario revisar en profundidad este apartado. En primer lugar los nombres de los autores y autoras figuran en letras mayúsculas lo que no se ajusta a la normativa de la revista, tampoco el formato de sangría francesa. Se recomienda releer las bases de envío de manuscritos y normas APA.
    Por otro lado, hay referencias que no aparecen en el texto como es el caso de Reynolds, Mann, Miedel y Smokowski (1997) y otros. Por el contrario hay trabajos que se citan en el texto y no figuran referenciados como por ejemplo Lera (2007) y otros. Hay referencias en el texto en las que se nombra el autor que firma en primer lugar y se añade et al. de manera incorrecta (hasta cinco autores se nombran todos la primera vez que se citan y es después cuando en una segunda referencia se añade et al. al primer autor). En algún caso no coincide el año que figura en el texto y el de la referencia como en Peisner-Feinberg y Burchinal.
    No es necesario que figuren aparte las fuentes electrónicas, el apartado de referencias debe ser único.
    Por último es necesario revisar el orden alfabético de las referencias no sólo porque deban incluirse las fuentes electrónicas sino porque ya hay algún error en este sentido.

  2. Aspectos generales:
    El artículo versa sobre un tema de actualidad y realmente de interés en el marco de las transformaciones y cambios que sufren en los últimos años las políticas públicas educativas de la Comunidad de Madrid (CM) y su impacto en la práctica escolar. Aunque tiene un acercamiento parcial, es claro al centrar el tema e identificar la aportación y los límites del estudio realizado orientado a las percepciones del personal educativo. El enfoque metodológico combina un análisis cuantitativo y cualitativo de un cuestionario compuesto mayoritariamente por preguntas abiertas, pero no se presenta de modo claro al inicio del artículo. En general el artículo está bien escrito pero hay que incidir en algunos aspectos concretos de los cuales señalaré posteriormente algún ejemplo: en algún caso el orden argumental, elementos repetitivos, la incorporación de alguna cita y palabras en mayúsculas que no he podido indicar en el propio documento por el formato pdf.
    En este sentido la aportación que realiza el artículo es poder describir y dar contenido a las categorías relacionadas con los aspectos educativos de los centros estudiados y en menor medida el comportamiento infantil. Sin embargo no entra en discusión con otros estudios concretos relacionados con esta materia y otros planteamientos, por ejemplo los utilizados por la propia Consejería de Educación de la CM para justificar sus decisiones.
    El artículo tiene fortalezas, pero habría que revisar y modificar previamente algunos aspectos sustantivos, los cuales cito a continuación junto otros menos relevantes pero que necesitan también de revisión y elementos positivos a mantener:
    – En el resumen se traslada la idea de que los análisis revelan un impacto de la ratio en los aspectos explorados, cuando lo que se revela es que la percepción del profesorado es que tiene un impacto. Queda claro a lo largo del artículo pero en este caso llama la atención la rotundidad de la afirmación “Los análisis cuantitativos y cualitativos revelan que el aumento de la ratio repercute en todos los ámbitos explorados; principalmente en el tipo de actividades realizadas” donde se desdibuja que es la mirada del personal educativo.
    – Sería necesario señalar autores, datos relevantes o citas que sostengan afirmaciones que se hacen en dos momentos, de suma importancia pero que no son justificadas. En concreto las reseñadas entre la página 3 y 4 en el texto que incluye desde “Si velar por la calidad de la educación es vital en cualquier periodo escolar, en el caso de la Educación Infantil es si cabe mayor,” hasta “[…] pero para que se puedan desplegar escenarios de actividad orientados a tal fin son necesarias determinadas condiciones”. Sería necesario fundamentar afirmaciones como “los profesionales de la EI saben como planificar”, enumerar cuáles son las condiciones necesarias a las que se refiere, donde se basa la consideración de que hay un imaginario de que las necesidades de la infancia son fundamentalmente asistenciales (para ello podría valer unas reciente declaraciones del propio Ministro Wert cuyo contenido coincide con este imaginario). Afirmaciones tan rotundas e importantes precisan de una fundamentación que sí hay en otros contenidos del artículo pero no aquí.
    – El artículo enumera y detalla múltiples estudios en relación con la eficacia escolar y el impacto de la escuela en el desarrollo de los niños y niñas y cita los autores y estudios clave y significativos que ha realizado el movimiento de Eficacia Escolar y el de Mejora de la escuela, aportando información acerca de los factores de escuela, aula y sistema educativo que contribuyen al desarrollo global de los alumnos, elemento claramente positivo. Hemos de matizar que aunque nombra los estudios de mejora de la escuela no plantea o discute los matices que lo diferencian de las ideas de “eficacia escolar”, lo que puede inducir a pensar que se habla de lo mismo. Sí enumera aspectos básicos de esta línea de pensamiento (mejora de la escuela) de clara orientación práctica (autonomía de los centros, los trabajos de Murillo, etc.) pero sería bueno clarificar que son distintas corrientes desde las que se realizan las aportaciones con sus particularidades. Es cierto que algún autor señala que ambas corrientes intentan confluir en un nuevo paradigma denominado “la mejora de la eficacia escolar”, pero tampoco es nombrado así. A su vez, sería interesante utilizar estas propuestas en algún momento del desarrollo del artículo, dado que las propias transformaciones de las políticas públicas madrileñas constituyen uno de los factores enumerados.
    – En la introducción la argumentación asociada a los datos de la tabla 1 y 2 y la relación entre ellos no queda clara y debería ser mejorada. Proponemos que se revise la propia secuencia argumental, describiendo primero la situación en España y posteriormente comparándola con las propuestas de ratios de estas organizaciones.
    – En relación con el punto anterior, es cierto que se dice en el artículo que no es el lugar para el estudio de la legislación existente, pero sería necesario enumerar más claramente los elementos que influyen en el objeto que se estudia. También, aunque sea en una nota al pie, describir brevemente la organización y estructura de los ciclos y la Educación Infantil. Por ejemplo, en un momento determinado se habla de grupo 2-3 que alguien que no esté familiarizado con el sistema educativo en España seguramente desconocerá qué significa.
    – En líneas generales la parte de la introducción que analiza el estado de la cuestión es una fortaleza con elementos mejorables ya señalados pero la parte de estudio legislativo y de las tablas de ratios es confusa y con una secuencia argumental mal resuelta, mezclando temas.
    – A partir de la página 9 se habla de un informe del Defensor del Menor (en el texto debería ir en mayúsculas su letra inicial) que sin embargo no se cita ni se encuentra en las referencias bibliográficas. No sabemos si está disponible, publicado o cómo acceder a él, de hecho en algún caso cita la página sin haber citado el documento.
    – Al enumerar los resultados del informe repite numeración, en concreto la (d).
    – La consideración que se hace de informante privilegiado al personal educativo no está bien fundamentada. Como sugerencia, ya que toma como marco teórico los movimientos de eficacia escolar y de mejora de la escuela podía utilizar las consideraciones que hace Fullan sobre la importancia del profesorado y Murillo sobre la dirección. Independientemente del grado de acuerdo que pueda tener personalmente sobre esas afirmaciones o los matices que señalaría, entiendo que es coherente con la línea argumental y teórica del artículo y que permitiría sustentar y dotar de contenido consideraciones o afirmaciones que de otro modo son discutibles.
    – Al hablar del método, procedimiento y codificación se hace una buena explicación general de lo realizado, proponiendo que revise algún elemento concreto que se muestra repetitivo, en concreto al enumerar las categorías analizadas y las variables dependientes, que son las mismas.
    – Al describir la metodología utilizada aconsejamos presentar inicialmente una explicación más clara del proceso de análisis cualitativo – cuantitativo.
    – En el apartado “resultados”, se hacen aportaciones interesantes que pueden dar forma y permitirnos entender las percepciones del personal educativo y que en conjunto supone una buena aportación. Señalo aspectos que entiendo deben mejorarse, alguno especialmente significativo.
    – Al presentar los datos quizás lo haga más entendible diferenciar en tres tablas diferentes las variables tipos de centro, de profesionales, y tipo de gestión. Personalmente me parece más clara la presentación y análisis separados, aunque entiendo que en este caso no hay una norma fija.
    – En el análisis de las tres variables independientes se hace referencia a la diferente percepción existente entre los profesionales de las Casas de Niños y los de las Escuelas Infantiles y se identifican las categorías en que se produce este hecho. Sin embargo luego no se hace mención a ello en el análisis cualitativo, es decir, no se aporta una descripción cualitativa detallada de ñeque consisten las diferencias aparecidas en las variables citadas.
    – Sobre la forma de presentar el análisis cualitativo en cada categoría la insistencia en presentar porcentajes de cada afirmación que se hace puede trasladar una idea de dar valor muestral cuantitativo a dichas afirmaciones. Se ha realizado un análisis por categorización en que el valor no es la representatividad porcentual, pero parece que se intenta mostrar así o puede generar confusión. Aunque intente dimensionarse la importancia que pueden tener estas afirmaciones, su valor lo constituye que expresa la perspectiva de los actores y que dotas de sentido a los procesos y a las prácticas educativas. Hay información muy buena e importante y, en mi opinión, el eje de presentación lo debería constituir la subcategoría, el proceso, el propio contenido cualitativo y el tipo de actor y no el porcentaje de personas que hace referencia a él.
    – Sobre las conclusiones nos parece que expone correctamente lo analizado en el texto (aunque siempre podría enriquecerse y sacar más provecho contrastándolo y complementándolo con el marco teórico ofrecido: vínculos, aprendizajes, interacción y relaciones, liderazgo educativo, presiones exteriores y autonomía de los centros). Podría revisarse el orden de su exposición. Lo afirmado en la última parte de las conclusiones relacionado con los cambios del Decreto mencionado parece que podría estar mejor situado al inicio del epígrafe como visión general de la realidad en Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s