Referencia PTCEDH_12_04 – Ha sido publicado como volumen 9, número 2

Título: “Comparación de los procesos de movilización corporal de los alumnos en dos niveles escolares”.

Resumen: En México la educación básica se integra por 3 niveles: Preescolar, Primaria y Secundaria; cada uno se imparte en planteles diferentes. Los alumnos que egresan de primaria tienen regularmente entre 12-13 años, es una edad de profundos cambios a los que se agregan el cambio de plantel escolar, el cambio de compañeros de aula y una mayor especialización en la organización y las estrategias de trabajo en las escuelas, que tiene como consecuencia un mayor número de profesores y un mayor control disciplinario. El aumento de control sobre la conducta y el cuerpo se ‘hace parte’ del trabajo escolar cotidiano y afecta todos los aspectos de la vida de los estudiantes. Este artículo trata de esas vivencias y de cómo el control del cuerpo impacta a los alumnos, por medio de los portavoces, las normas y los reglamentos escolares. En los resultados se destaca la dureza de las estructuras de la escuela secundaria, en donde el uso del poder llega a formas tan sutiles como permanentes.

Palabras clave: cuerpo, movilización, trayectorias, estudiantes, educación básica

Descargar PDF del artículo en revisión

3 pensamientos en “Referencia PTCEDH_12_04 – Ha sido publicado como volumen 9, número 2

  1. REVISOR 2: Referencia PTCEDH_12_04 – Comparación de los procesos de movilización corporal de los alumnos en dos niveles escolares

    O texto inicia trazendo o percurso que os/as alunos/crianças fazem pelo ensino obrigatório como uma trajetória que envolve eventos dos quais todos/as precisam tomar parte para se tornarem alunos. Em seguida destaca as mudanças que estes estudantes tiveram que tomar parte para ter sucesso nesse novo nível escolar repercutindo inclusive em uma redefinição na constituição de suas identidades: “redefinían sus relaciones con las condiciones materiales de la nueva escuela y con el contenido de las materias; a la par, se les requirió nuevas formas de relación social y de definición de sí mismos como estudiantes de secundaria. El cambio implicó un cambio de identidad, de constitución como estudiantes del nuevo nivel”.
    Na sequencia, a partir do conceito de ator rede, pretende compreender “los procesos de constitución de los estudiantes desde su propia perspectiva, es necesaria una aproximación empírica que describa y compare los escenarios escolares, que se enfoque a “entender las formas particulares en que los actores… se interrelacionan y median sus acciones””.
    Aponta inicialmente os processos particulares que envolvem “cada nivel, cada currículum, cada escuela con sus reglamentos, cada profesor como principal portavoz, presentan al alumno diferentes trayectorias que debe o puede recorrer, plantean estrategias para imponer y estabilizar las identidades e intereses que consideran adecuados. En la escuela existen estrategias que definen el rol de estudiante corporalmente”.
    A partir da adoção do referencial de Callon (1986) define “interesamiento como las “acciones por las cuales se intenta imponer y estabilizar la identidad de los actores” (p. 203) a través de barreras materiales y discursivas para que los actores, en este caso los estudiantes, se aíslen de otros escenarios, personas, cosas o eventos que los conectan con procesos de enrolamiento alternativos. Así en la escuela se organiza el espacio y el tiempo, se restringe el contacto con personas y cosas para alejarse de otras redes, identidades, alianzas o marcos de poder alternativos”. Aponta no entanto que esse processo não é vivido de modo passivo pelos alunos/crianças mas, ao contrário, nesse “procesos de enrolamiento e interesamiento sobre los muchachos para transformarlos en alumnos se hacen en medio de negociaciones donde ellos tienen un papel activo sobre las trayectorias”.
    Em seguida traz a etnografia como possibilidade de acesso “sobre los actores en movimiento”. Indica também que o foco de análise desse texto centra-se em: “estudiar es cómo los alumnos tratan de atender las distintas lógicas que se dan al mismo tiempo en una clase”.
    Compreendo que o autor/a consegue, na seqüência do texto trazer para a análise os modos próprios como as crianças utilizam estratégias e conhecimentos ao participarem desse novo espaço e tempo escolar. Considero extremamente pertinentes os cruzamentos das temáticas: tempo; espaço e corpo/mobilidade para realizar as análises. No entanto, na página 12 e 13 sugiro ampliar as análises sobre as falas dos/as aluno/as bem como ampliar essa afirmação da página 12: “En la secundaria se percibe aumento de las restricciones tanto en las funciones como en los movimientos del cuerpo, aumenta el tiempo de no movilidad”. O autor/a de certa forma faz uma análise final das entrevistas com os alunos na página 15, mas sugiro que reveja a possibilidade de analisar e trazer mais elementos logo em seguida das entrevistas.
    Sugiro também trazer nos Segmentos de trascripción de entrevista mais elementos que indiquem o papel ativo dos alunos nesse processo como indicado no início do texto: “procesos de enrolamiento e interesamiento sobre los muchachos para transformarlos en alumnos se hacen en medio de negociaciones donde ellos tienen un papel activo sobre las trayectorias”. Essa análise contemplando esse processo de participação ativa e ‘transgressora’ dos alunos pode ser observada, por exemplo, nas análises realizadas na página 8: “tanto alumnas y alumnos aprovechaban la situación de controversia para portarlo aún sin permiso”.
    Aponto essas sugestões que podem trazer mais consistência para o texto, mas enfatizo que a temática desenvolvida no texto é de grande relevância para o campo educacional, não somente para o contexto do México, mas também para outros países. O texto está muito bem escrito e traz reflexões interessantes, consistentes e pertinentes. Utiliza autores e referencial teórico pertinente para as análises do contexto investigado. O meu parecer para o texto é o de aceitação para publicação na revista TCDEH (Papeles de Trabajo sobre Cultura, Educación y Desarrollo Humano).

  2. Revisión del artículo “Comparación de los procesos de movilización corporal de los alumnos en dos niveles escolares”
    [Nota estilística: por razones políticas, y hasta que se invente un género neutro en castellano, usaré el femenino genérico en lugar del habitual masculino genérico]

    El artículo trata una cuestión relevante, la de las diferentes pautas de socialización que se promueven en la escuela primaria y secundaria, y se presentan datos de interés. Recomiendo su publicación tras incorporar algunas modificaciones (no necesariamente todas):

    – En el resumen del artículo y en las conclusiones se hacen afirmaciones que no se sustentan en datos lo suficientemente concluyentes. En concreto en esas secciones, se afirman verdades muy genéricas y de amplio espectro, al estilo de

    “El aumento de control sobre la conducta y el cuerpo se ‘hace parte’ del trabajo escolar cotidiano y afecta todos los aspectos de la vida de los estudiantes. Este artículo trata de esas vivencias y de cómo el control del cuerpo impacta a los alumnos, por medio de los portavoces, las normas y los reglamentos escolares. En los resultados se destaca la dureza de las estructuras de la escuela secundaria, en donde el uso del poder llega a formas tan sutiles como permanentes.”
    “se puede percibir que las redes entre primaria y secundaria como cadenas de trayectorias e interrelaciones que condicionan y transforman a los alumnos y sus acciones”.
    Da la sensación de que el artículo se base en un enfoque de tendencia estructuralista, exponiendo de qué modo la escuela secundaria somete a las estudiantes a unas ciertas normas disciplinarias distintas a las de la escuela primaria y cómo eso afecta los comportamientos de los estudiantes y llega a dificultar el que se relacionen entre sí. Esa información es de por sí relevante y resulta de interés documentar de qué modo existen contrastes entre la primaria y la secundaria en distintos países, y este artículo lo describe para un plantel escolar en México.
    Sin embargo, de ahí salta a la afirmación de que estas prácticas dan lugar a cambios en la subjetividad de las estudiantes, lo que no queda suficientemente demostrado. En lugar de concluir que las medidas disciplinarias inevitablemente afectan a la subjetividad de las estudiantes, podría enriquecer el artículo el reconocer la agencialidad de las estudiantes. Esta agencialidad aparece ya en el artículo, pues se expone que negocian ciertas reglas con cada profesora (o aprenden con qué profesoras no se pueden negociar) e ignoran reglas (como la de los pants) sobre las que existe disenso entre el profesorado, pero no se visibiliza en el resumen o en el cierre.
    La agencialidad de las informantes podría rescatarse explicando más los casos concretos que se estudiaron, ¿qué alumnas tienen más y menos problemas adaptándose? ¿Hay variedad respecto a qué aspectos les resultan más complejos en el paso a la secundaria? Quizás explicando estos casos concretos sí se refuerce la hipótesis de los cambios en la subjetividad. De no poder demostrarse, bastaría con modificar las afirmaciones respecto a lo que pretende conseguirse con el artículo, o al menos reconocer en el cierre los límites de lo que se ha podido demostrar en el artículo.

    – Tampoco queda suficientemente probado de qué modo el paso a la secundaria afecta las redes sociales de las estudiantes (a pesar de afirmar en el cierre que “impacta en el cuerpo de los estudiante, en consecuencia, sus relaciones sociales”). Queda explicado que no pueden interactuar y conversar tanto durante las clases pero ¿da lugar a cambios en las redes de amistades? O ¿de qué modo supone una gestión distinta de las relaciones (en el recreo, en la tarde)? ¿Explicaron las alumnas de secundaria si habían perdido amistades a causa de los estudios, o de qué modo se había modificado su círculo social?
    En todas las sociedades existen cambios en el tipo de conducta esperado al hacer la transición a la vida adulta, ¿pretende este artículo explicar esa transición y describir cómo sucede? ¿O aspira a denunciar aspectos negativos de la secundaria? En el segundo caso, debería explicitar más claramente qué aspecto tenían esas consecuencias negativas en su estudio.

    – Algo que también resultaría interesante (aunque posiblemente no pueda desarrollarse a causa de las limitaciones que impone la estructura de artículo) es profundizar en las razones que llevan al profesorado a insistir en el cumplimiento de las normas. El artículo explica casos en los que hay disenso respecto a la normativa, y menciona que existe acuerdo entre las profesoras respecto a la importancia de que las estudiantes respeten las normas, pero ¿cuáles son las normas que todas las profesoras consideran válidas y cómo argumentan esa validez (-sólo en base a la existencia heredada de un reglamento-)? ¿Qué lleva a qué profesoras a apoyar más o menos normas?

    – Metodología: se afirma que en el estudio se distingue entre las trayectorias del contenido, la tarea y la participación. Sin embargo, no explica qué tipo de comportamientos / episodios se engloban bajo cada una de estas etiquetas, y a lo largo del texto no se vuelva a hacer referencia a estas categorías, podría desarrollar esta cuestión a lo largo del texto, o bien retirar esa alusión respecto a las características de la investigación.

    – Formato: Revisar un párrafo con una letra excesivamente pequeña en la página 4.

    – Lenguaje: No especifica si usa pseudónimos o nombres reales.
    A nivel de género: se usa el masculino genérico, lo cual sin duda es gramaticalmente correcto. En cualquier caso, sería de agradecer por lo menos un uso alterno del femenino y el masculino, especialmente dado que la muestra de estudiantes en la que se centra en la etapa de secundaria está compuesta mayoritariamente por mujeres.

    Aportaciones de interés:
    Documenta diversos cambios en la socialización por parte de la institución educativa entre los niveles de primaria y de secundaria.
    Visibiliza que las alumnas tienen que aprender a manejar nuevas normas sociales al llegar a la secundaria y que incluso pueden negociarlas con cada profesora o aprovechar la existencia de disensos entre el profesorado respecto a la interpretación o validez de ciertas normas.
    Denuncia que las normas que desde el profesorado se tratan de inculcar a los alumnos dificulta las relaciones sociales entre los estudiantes. Podría reforzar esa afirmación haciendo referencia a estudios existentes (por ejemplo Erikson, Vygotsky, Kralovec y Buell o Elkind).

    Como comentario final, destacar que los datos recogidos invitan a seguir reflexionando respecto a las razones sociales que explican las diferentes pautas de socialización entre primaria y secundaria y que se discuten en el ámbito de la pedagogía. La primaria parece trabajar con una visión más holística de las estudiantes y del conocimiento, de ahí que haya una sola maestra. En cambio, en la secundaria aparece una compartimentalización del conocimiento (en este caso se habla de hasta 11 asignaturas). También existe de fondo una idea respecto a la madurez de los estudiantes y lo que son capaces de aprender (en este caso, a partir de una cierta edad se les considera capaces de aprender unas reglas que en primaria no se consideraba necesario que aprendiesen).

  3. Agradezco mucho a los/las revisores/ras todas sus observaciones.
    Estoy por enviar al consejo editorial una nueva versión.
    Por lo pronto les envío un cordial saludo.
    La Autora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s